Should independent authors opt-in to Amazon’s new Kindle Unlimited program?

I received an email from Amazon announcing its new Unlimited program that provides royalties for books read by subscribers to this new service that allows readers unlimited access to all participating author’s works for a monthly fee. The new subscription service is Amazon’s answer to Scribd and Oyster. It did not take me long to find the usual Amazon catch though: exclusivity. Authors who wish to have their indie books listed in this new service must restrict distribution of their Kindle titles to Amazon–just like KDP Select. In keeping with the Select paradigm, Amazon will add $800,000 to its Select global fund for author’s royalties under this new service.

While this may be a very welcomed addition for authors who distribute their books exclusively through Kindle, the exclusivity arrangement is unappealing to me and I will not participate, just as I no longer participate in KDP Select. I already enjoy access to Scribd and Oyster as well as BN, iBoks, Baker & Taylor, Library Direct, Overdrive and other retailers (including Amazon) through Smashwords.  Although I would gladly participate in this new Amazon subscription program as a reader and author if exclusivity were not required, giving up much more appealing distribution channels for an Amazon-exclusive  distribution is about as appealing as buying shares of the Brooklyn Bridge. Ayone feel differently about this?

Leave a comment

Filed under Politics

Mindscapes short story collection coming to Audible, iTunes and Amazon

I’ve just approved the final audiobook version of my Mindscapes short story collection which will go live within two weeks at Audible, iTunes and Amazon. Dale Wilcox has produced the audiobook and narrated the ten short stories in the collection and I am very pleased with the result. I’ll post links to the audiobook when they become available, as well as the book’s audio sample here. I do not know and cannot control pricing which will be set by Audible/Amazon, but I’ll get my copy by signing up for a free month’s trial membership to Audible when the book becomes available. Meantime, more information about the eBook and paperback versions of the book is available by clicking HERE.

As always, I am grateful for your interest, encouragement and support.

Victor

Coming Soon . . .

Leave a comment

Filed under Books, Fiction, General, Writing

Two free science fiction short stories

My Mindscapes short story collection is in production as an audiobook and will be released this summer. The two shortest stories in that ten short story collection (Justice and The Riddle of the Sphinx: Solved) are currently available for free download from Smashwords in a variety of eBook formats and can also be downloaded free of charge from Barnes and Noble and iBooks. You can download a free copy by clicking on the Mindscapes link for the book here.

The Mindscapes audiobook version currently in its final editing stage is read by Dale Wilcox, but if you’d like a different (rough, unedited) audio version of my short story Justice read by me, you can access (an equally rough) YouTube book trailer by clicking on the Mindscapes link from my YouTube listings here.

 

Leave a comment

Filed under Books, Fiction

King Obama I?

This note is in response to a June 28 article in the New York Post (http://nypost.com/2014/06/28/obama-congress-blocks-my-economic-agenda-so-i-act-alone/)

For “progressives” the Constitution is a living document (read: one is free to change, reinterpret or ignore it when it stands in the way of “progress”). President Obama, however, has gone one step further: just ignore it altogether.

Rule by fiat has its advantages–by the time Congress gets angry enough to take action in the courts (or the House gets outraged enough to draft articles of impeachment) his term will likely be over. But the damage done to the balance of power and the Constitution will remain as Obama’s legacy.

Those who applaud the selective enforcement of federal law, the undermining of the federal legislature and the marginalizing of the Constitution will rue the day when the pendulum swings as it invariably does from left to right and right to left (Carter-Reagan, Bush-Clinton, Clinton-Bush,Bush-Obama,Obama-????). When a conservative recaptures the White House (and the Senate returns to Republican control) and inherits a supercharged Executive Pen with which to legislate from the Oval Office (and can appoint like-minded nominees without worrying about Senate filibusters thanks to Harry Reid’s trampling on the time-honored veto power of the senate to oppose presidential appointments for partisan gain), the cheerleaders from the left and relative silence from the traditional media will be replaced by squeals of righteous outrage and hoards of Chicken Littles (read: reporters) who now placidly snore through the most imperial presidency in memory will awaken to regale us with a cacophonous chorus with which to announce the impending end of civilization as we know it.

Here is a memo to gleeful and furious partisans alike who applaud or decry blatant abuse of executive powers for partisan purposes: When a train is traveling at 300 miles per hour towards a solid wall, the ultimate effect is the same–and predictable with 100 percent certainty–whether a conservative or liberal is at the controls.

 

Leave a comment

Filed under Politics

Heroes Desconocidos – Parte II (Remedios)

[The following is an excerpt in translation from the original English version of my poem Unsung Heroes from Of Pain and Ecstasy: Collected Poems (C) 2011, 2014 Victor D. Lopez]

 

Héroes Desconocidos

Aunque estoy parado en los hombros de gigantes, no veo mucho más lejos que el puente de mi nariz.

La culpa es mía. La vergüenza es mía. Pues no soy digno de ustedes, mis queridos muertos. 

Parte II–Remedios (Abuela Materna)

 Tu esposo murió a los 40, dejándote sola con siete hijos a mantener,
 Pero no antes de que tu hijo mayor más, Juan, muriera ahogado en el mar,
 Aun en su adolescencia, trabajando como pescador para ayudarte a ti y a tu esposo
 A poner comida en la mesa.

 

 

Habías también perdido a una hija,
 Toñita, también en su tierna adolescencia, a la enfermedad.
 Sus gentiles almas puras encontraron
 Su camino de regreso a casa demasiado pronto.

 

 

Más tarde en la vida que perderías dos hijos más a la tragedia, Paco (Francisco),
Un, hombre sumamente trabajador, honesto, y bueno cuya inclinación a usar lenguaje vulgar
Nunca pudieron desmentir una naturaleza apacible y un corazón generoso. Se electrocutó con una
Luz portátil defectuosa mientras trabaja en torno a su piscina.

 

 

Y el niño de tus ojos, Sito ( José ), el último en nacer y tu preferido, quien
Había heredado la hermosura física de su padre y también su conciencia social, su política de izquierdas,
Su imponente presencia, su labia de oro, y su mala, mala suerte, terminando su vida tal vez por
Accidente debajo del carril de un tren en movimiento.

 

 

Ni la desesperación ni la pobreza pudieron doblar tu espíritu. Tú te levantaste todos los
Días antes de la madrugada para vender el pescado en un puesto en la plaza.
Y cada tarde colocaste una enorme cesta de mimbre en la cabeza y
Caminaste muchos, muchos kilómetros para vender más pescado en otros pueblos.

 

 

El dinero era escaso, por lo cual a menudo recibías otros bienes a cambio de tu pescado.
También le dabas tu pescado a quien solo te lo podía pagar con su bendición. Caminabas
De vuelta a casa, a altas horas de la noche, a través de la oscuridad o por
Caminos iluminados por la luna, cargada de lo que te dieran a cambio de tu pescado.

 

 

Verduras, huevos, y tal vez un conejo o un pollo llenaban tu cesta de mimbre sobre tu
Fuerte cabeza. Caminabas recta sobre tus piernas repletas de venas varicosas, impulsada
Siempre hacia delante por un propósito noble: alimentar a tus hijos y poder darles
Esperanza de que vendrían tiempos mejores.

 

 

Durante la peor época de hambre mediante y después de la Guerra Civil, la chimenea de tu
Casa alquilada con vistas al Puerto de Fontan, expulsó humo negro todos los días.
El fuego de tu lareira alimentó no sólo a tus hijos, sino también a muchos vecinos aun
Menos afortunados que tú, alimentando su cuerpo y manteniendo en vida la esperanza.

 

 

Fuiste criticada por algunos vecinos cuando lo peor había pasado, después de la guerra.
“¿Por qué trabajas tan duro, Remedios, y permites que tus niños pequeños trabajen
Tan jóvenes? Los sacrificas a ellos y a ti misma sin necesidad por un orgullo imbécil
Cuando Franco y la ayuda extranjera otorgan comidas gratis para los necesitados”.

 

 

“Mis hijos nunca vivirán de la caridad pública mientras mi espalda lo permita,” era tu
Contestación. Resentiste a tu esposo por poner la política por encima de su familia, y por
Arrastrarte a ti y a tus dos hijas mayores de tu cómoda y sana vida en tu casa, en el
Numero 10 Perry Street cerca del Grenwich Village a una Galicia sin esperanzas.

 

 

El optó por inclinar su lanza a molinos de viento por a la eterna gloria de otros hombres
Necios. Y te dejó a ti sola para enfrentar la ingloriosa lucha por la sobrevivencia diaria.
No obstante su corazón enfermo, el trabajó  con gran diligencia para promover un futuro
Justo en su querida España, ignorando la realidad practica de tu doloroso presente.

 

 

Te llenó de hijos y construyó con gran cuidado la cruz en la cual lo crucificaron, una
Palabra a la vez, dejándote a ti la dolorosa tarea de recoger los rasgos de su idealismo
Destrozado.  Pero tú sobreviviste y prosperaste sin sacrificar tus propios principios
Sólidos y sin permitir que tus hijos sufrieran más privaciones que las del trabajo duro.

 

 

Nunca perdiste tu sentido del humor. Nunca tomaste a nada ni a nadie con gran seriedad.
Enfrentada con la absurdidad de la vida, siempre optaste por reírte con ganas.
Te vi llorar muchas lágrimas de risa, Pero nunca te vi llorar lágrimas de tristeza o de dolor.
Nunca te verías a ti misma como una víctima ni permitiría que otros lo hicieran.

 

 

Te encantaba la gente. Tu sentido del humor fue siempre irreverente y repleto de suave Ironía.
Y de gran sabiduría. Te encantaba reírte de ti misma, de otros, y especialmente de
Tontos pomposos que invariablemente no se daban cuanta que eran los objetos de tu gran
Diversión, inconscientes de tu despito, proveído con gentiles palabras y ojos luminosos.

 

 

Tus cataratas y miopía hicieron difícil que leyeras,
No obstante leías  vorazmente y te encantaba escribir largas
Cartas a tus familiares queridos  y amigos.
Eras una anciana sabia, la persona más sabia y más fuerte que jamás conoceré.

 

 

Eras sabia, si, pero con el corazón de una niña y el alma de un ángel.
Fuiste el ser más sano, más racional, más bien ajustado y humano que jamás he conocido. Eras
Traviesa, pero incapaz de malicia. Fuiste aventurera; nunca tuviste miedo de probar o de aprender algo
Nuevo. Fuiste amante de la diversión, interesante, amable, traviesa, divertida e infernalmente inteligente.

 

 

Habrías sido una de las primeras adoptadoras de toda la
Tecnología moderna, si hubieras tenido una vida más larga,
Y te hubiera encantado jugar-y trabajar con
Todos mis juguetes electrónicos.

 

 

Habrías sido un terror con un procesador de textos, con el correo electrónico
Y con las redes sociales y una gran campeona con mis juegos de video.
Me habrías ganando en todos ellos. Éramos grandes amigos tú y yo,
Y compañeros de juego a lo largo de la mayor parte de mi infancia.

 

 

Nos seguiste a nosotros aquí en breve después de que emigramos en 1967, dejando atrás a 20 nietos.
Nunca entendí a plenitud la profundidad de ese sacrificio,
O el amor que lo hizo soportable para ti. Lo comprendo ahora. Demasiado tarde.
Es uno de los grandes pesares de mi vida.

 

 

Jugamos juegos de mesa, a vaqueros e indios, carreras de coches eléctricos,
Volteamos tarjetas de béisbol y compartimos miles de manos de cartas juntos. Nunca
Se me ocurrió que tú eras el más mínimo inusual de ninguna manera. Te amé profundamente, pero
Nunca me moleste mucho por demostrártelo. Eso también me pesa, y es también demasiado tarde.

 

 

Después de mudarse a Buenos Aires, cuando mamá se había ganado suficiente dinero
Para llevarte a ti y a los dos hermanos más jóvenes, el sistema de cuotas entonces
No permitía que emigraran también tus dos hijos menores, quienes quedaron
Al buen cuidado de tu hija casada mayor en España, María, y su esposo, Fausto.

 

 

Los querías contigo. Te dirigiste directamente a Evita Perón para pedirle ayuda.
Como era de esperar, no pudiste conseguir esquivar a sus porteros. Pero no eras nada si no persistente.
Sabías que Evita salía temprano cada mañana para su oficina. Y te
Estacionaste a las 6:00 de la mañana, mediante muchos, días por su camino de salida.

 

 

 Con el tiempo, Evita le hizo parar a su chofer y te señalo que te acercaras.
 “Abuela, ¿por qué me hace señas a mí cada mañana cuando salgo para mi trabajo? “
 Ella preguntó. Tu le explicaste acerca de tus hijos en España. Evita se apiadó y
 Te escribió un pase en su tarjeta para verte en su oficina al día siguiente.

 

 

La fuiste a ver al día siguiente y ella te aseguró que la visa se expediría inminentemente;
Cuando se enteró de que hacías la vida de lavandera y de limpieza,
Ella te ofreció una máquina de coser y entrenamiento para
Convertirte en una costurera con la intención de promoverte una vida mejor.

 

 

Tú se lo agradeciste, pero declinaste la oferta. “Dele la máquina de coser a otra madre
Necesitada. Mi espalda es fuerte y mis manos me sirven bastante bien, igual que siempre
Me sirvieron. “Evita debió haber quedado impresionada, puesto a que te pidió que la
Visitaras una vez más cuando los niños hubiesen ya  llegado a Buenos Aires.

 

 

 Te dio otro pase y tú cumpliste tu palabra, como siempre, de volver a verla con tus niños.
 Evita te volvió a ver en su despacho brevemente y compartieron chocolate en taza y
Galletas tu, Evita y tus dos hijos menores—Emilio y José (Sito). No eras partidaria de la
Política ni del Peronismo, pero siempre defendiste a Evita mediante tu larga vida.

 

 

 Te fuiste demasiado pronto. No te había dicho “te quiero” en muchos años, estando
 Demasiado ocupado con mis estudios y con otras ocupaciones igualmente inútiles.
 Falleciste sin poder volverte a ver. Mamá tuvo que ir a tu lado sola. La última vez que
 Te había escrito te envié una foto de mi graduación de abogado.

 

 

Según mamá la llevabas en el bolsillo antes de que te diera el ictus cerebral del cual
No hubo recuperación. Como siempre, me quisiste con todas mis faltas que me hacen
Indigno de tu cariño. Yo presentí el momento de tu muerte. Desperté de un profundo
Sueño desperté y vi un pájaro blanco parado encima de mi escritorio al pie de mi cama.

 

 

Ese pájaro de tamaño humano extendió unas enormes alas y voló hacia mí,
Traspasándome y dejándome en un fuerte escalofrió. Supe en ese momento que
Habías muerto. Lloré y recé por ti. Mamá llamo el próximo día por la mañana
Para confirmar la triste noticia.

 

 

Mamá también me comunicó muchos años después que habías estado en una
Coma por un tiempo pero que habías despertado y que, sin conocerla, le
Habías dicho que viajabas a Nueva York par ver a tu nieto. Luego te dormiste
Por última vez, según mamá.  Te echo de menos todos los días.

 

 [Este es un extracto de mi poema más largo, "Unsung Heroes" de mi libro Of Pain and Ecstasy: Collected Poems © 2011, 2014. La traducción al español es rápida e imperfecta, pero también es mía.]

Leave a comment

Filed under Books, Poetry

A Memorial Day Message

As another Memorial Day approaches, let us remember the sacrifice made by our men and women in uniform who served with honor and paid the ultimate sacrifice in places far from home for the freedom we enjoy. Let us remember them and their families for whose sacrifice we are also indebted. Let not Memorial Day be just another holiday, a day of store markdowns, or a day that marks the opening of beaches and parks for the summer season.  Let it be a day of remembrance for our fallen heroes and for their families. Let us offer them our prayers, our thanks, and our pledge that they will not be forgotten. That they mattered. It is the very least we can do as the debt we owe them is beyond our ability ever to fully repay.

Remember our fallen heroes not just on Memorial Day, but every time you see Old Glory flying high, proud and free. She is there only because of them. They can have no greater marker for their passing than the Stars and Stripes fluttering in the wind of a free, strong nation that only exists because of their selfless sacrifice. God Bless them all. And may God Bless all of our veterans and our men and women on active duty who serve with honor.

______________________

Death of a Quiet Soldier

Behind enemy lines you gave your life,

The risks you knew and embraced willingly,

Red, black and green berets fought by your side,

And brought your body back to family.

 

Later in a ritual of their own,

They would name a field airport in your name,

And honor you, your brothers, far from home,

Their memory now your eternal flame.

 

I do not know your rank, your name, your face,

I only know that I am in your debt,

Who for your family can take your place?

Our debt to them we must never forget.

 

The freedom I enjoy comes thanks to you,

And all who serve with honor, proud and true.

 

[Reprinted from Of Pain and Ecstasy: Collected Poems (C) 2011]

Leave a comment

Filed under General

Zarb School Faculty Recognized by the North East Academy of Legal Studies in Business

Originally posted on Zarb Means Business:

Recently, Professor Eugene Maccarrone and Professor Lopez, both Zarb School faculty, tied for for the “Best Paper” award at the North East Academy of Legal Studies in Business Annual Conference.

Click the image to read an abstract of their paper, “Medical Malpractice Limitations for New York Infants — Time for a Time of Change?”


View original

Leave a comment

Filed under Politics